viernes, 25 de marzo de 2011

SAl de Ana Orduña

Cuando vi el sal que proponía  Ana Orduña, me encantó, tal vez por que me gustan las planchas antiguas, tengo unas cuantas, o las máquinas de coser,o tal vez los alfileteros.
Pero creo que lo que mas me  gustó fue  la idea original de ponerle puntillas.
Buscando, buscando las encontré, las guardo como oro en paño.


Y voy a hacer el quilt con ellas en homenaje a mi abuela Vicenta, una mujer con mucho carácter, le gustaba mucho hacer ganchillo,es la que me hizo las puntillas,las tengo hace mas de veinte años.


Y tengo el recuerdo de haber visto la primera colcha de patchwork en su casa en Santiago de Alcántara, era de trocitos de muchos colores, y aunque tenia seis años cuando la vi, se me quedó grabado ese recuerdo, es una pena no poder tenerla ahora, me hubiera encantado, pero por mucho que pregunté a mi tía Candela,no sabemos que pasó con ella.

Estos días que estuve de  hospital ,tuve mucho tiempo para coser , y este es el resultado de de los tres primeros bloques del sal, el primero son unos alfileteros antiguos, los he visto al natural en algún sitio,pero no me acuerdo donde.


En el segundo le puse un tapete de los que me había hecho mi abuela Vicenta


El tercero son unas planchas antiguas muy guapas,las telas las compré en Lunares en Avilés.

Este fin de semana intentaré ponerme con los otros que estoy haciendo.
Buen fin de semana .

6 comentarios:

  1. Esta quedando precioso. Un beso, Mª José (majogonga)

    ResponderEliminar
  2. precioso Mayte y las puntillas todo un lujo
    Bss, buen finde
    M.

    ResponderEliminar
  3. Precioso Mayte.
    Ahora ya sabemos de donde te viene la vena artistica.
    Me encantan las puntillas!!

    Un besin

    ResponderEliminar
  4. hola mira por donde las puntillas de la abuela tiene siempre utilidad no se tira nada todo vale son preciosas y el sal te esta quedando muy bonito a mi tambien me gustan las planchas antiguas tengo todas las que tenia la abuela un saludo y animo maria

    ResponderEliminar
  5. Qué monada de tapetito el que pusiste en el bloque. Tu abuela demás de carácter tenía mano para esto de las manualidades también. Por algo dicen que todo se hereda. Ya nos mostrarás la nueva ubicación de esas puntillas. Las planchas monísimas! Un besito!

    ResponderEliminar
  6. Como en tu caso, yo también tuve una abuela enamorada de las labores de ganchillo. Hacía verdaderas preciosidades.
    Ya de pequeña me pegaba a ella para aprender y disfrutar de su habilidad con el ganchillo.
    Probablemente ahí tengamos el origen de nuestra afición, no te parece?

    Me ha gustado mucho esta entrada, Montse.
    Tu aportación al sal va a ser muy especial.
    Besos
    Belén

    ResponderEliminar